Prensa

El Observador
Pioneros del menú portugués

“…Sus ingredientes nos son familiares. Lo que se encuentra en el plato no hay que descifrarlo; se ven el ajo, el laurel, la papa, los tomates, y la carne (pescado, cerdo o vaca)”, así presentan la cocina portuguesa los propietarios del restaurante Madredeus, inaugurado el mes pasado en la esquina de Acevedo Díaz y Canelones.
Se trata del primer restaurante de cocina portuguesa en Montevideo. Y la carta responde directa y exclusivamente a ello. Entre los platos que se elaboran los dueños destacan el bacalao con natas (especie de strogonoff), el cerdo alentejano (cubos de lomo de cerdo salteados en ajo, vino moscatel, pimentón dulce y almejas), el bife a la piedra, los petiscos (bocaditos de camarón, pescado, carne o pollo) y los bifes al tacho (bifes a la portuguesa).
En materia de postres, sobresalen el mousse de maracujá, de mango, y la baba de camelo.
Vinos nacionales y portugueses, jugos, caipifrutas, y el trago Porto Tónico.
Quien visite el restaurante, cuya cinta inaugural fue cortada por la embajadora de Portugal en Uruguay, Luisa Bastos de Almeida, se sentirá atraído a descubrir los pequeños detalles (la escultura de cerámica del gallo, los barcos, las estrellas colgantes en las ventanas) y a acercarse a mirar los “dos muros vivos”. Se trata de dos paredes negras “donde se van contando las crónicas de Madredeus”.

Revista Bla 

Los propietarios de Madredeus están casados. Tienen su trayectoria en el ambiente gastronómico-bolichero y en la maniobra del mundillo trendy montevideano. Yamandú Gallo se pasea hace 15 años entre fuegos de cocina, salones, tragos, las cuerdas de su guitarra y en su momento en la noche. Laura Charlone creció en la ex colonia portuguesa de Angola , regreso a Uruguay para cursar Ciencias Económicas y fue cofundadora de la supercool Tiempo Funky.  Juntos atravesaron insondables profundidades de océanos y mares.
Estuvieron ausentes y ahora están resurgiendo, tenían ganas de participar y contribuir en la innovación gastro-lounge que acontece en los últimos anos en Montevideo. La comida Portuguesa les va. La consideran franca, abierta y sin callejones oscuros. Para entenderla no hace falta ser un gourmet o un sibarita.
Con estos antecedentes la pareja se embarcó en un auténtico viaje de aprendizaje en el que recorrieron Portugal de punta a punta, desde el norte , la tierra del bacalao , hasta el Algarve, el huerto de Portugal. Visitaron olivares, las bodegas de Porto, investigaron, fueron a restaurantes, a casas de familias donde la receta comienza con la matanza del cerdo, visitaron tiendas de tendencias, se metieron en las cocinas, sacaron fotos, tomaron apuntes .
Quizá pagando algo por el exceso de equipaje, la pareja exploradora cargó tres maletas de libros y desembarcó en Montevideo para ultimar detalles con los arquitectos Martín y Marcelo Gualano, encargados de dar forma a Madredeus. Minimal pero con novedades, hay piezas concebidas para transformarse, como el espeso portón de entrada en vidrio y chapa que irá tomando un color naranja a medida que el tiempo lo valla oxidando. En el interior, el transcurso de los días se interpretará a través de dos paredes pintadas como pizarrones , las cabeceras del espacio pensadas como bitácoras que Irán dando cuenta de los acontecimientos atravesados.
Madredeus es un barrio de Lisboa. Concuerda con el logo del restaurante, dos senos pródigos como representantes de todo lo hermoso que debe salir a la luz y no ser tapado. Madredeus es también una banda de fado contemporáneo:
!!! Haja o que houver, espero por ti, volta no vento, O meu amor, volta depressa por favor !!!

CAVA PRIVADA
Club de vinos 

¡El reto nuestro es demostrar que el bacalao es maravillosos, bien tratado es maravilloso!! Dice Yamandú Gallo , dueño del restaurante junto a su esposa Laura Charlone. El bacalao en Uruguay es asociado casi exclusivamente a Semana Santa y no para todo el mundo, eso significa un atractivo al paladar.
La fama de los vinos de Portugal ¡ esta bien hecha! Considera Gallo y en ese sentido es un país referente, con su oporto sobre todo y el vino verde. Señala, de todos modos, que los vinos del país tienen una fuerte personalidad.
La comida Portuguesa es muy amiga del vino y se usa el picante piri piri a elección del cliente. Usan hojas de espinaca en ensaladas y el queso de oveja se sustituye por el queso de cabra, son parecidos pero el de oveja es muy fuerte. Entre las recomendaciones de la carta aparecen:  La manzana asada con queso de cabra y almendras, no esta allá al final entre los postres sino en la primera página, encabezando las entradas, deliciosa y sanísima, confía Gallo.
El Gallo de Yamandú….
La imagen se repite en los porta palillos y en otros objetos. Además , una escultura del Gallo de Barcelos domina el salón desde un pedestal alto, ¨Es una pieza única, de autor, de un artista plástico portugués reconocido, una imagen clásica dice Gallo del gallo que es un símbolo nacional de Portugal y significa: serenidad, fe, confianza y honor.

El gourmet.com
Provocando un quiebre en la oferta gastronómica tradicional, abrió sus puertas en Montevideo el primer restaurante de cocina portuguesa, Madredeus. De la mano de dos ciudadanos del mundo y amantes de lo bello y lo sabroso, como Laura Charlone y Yamandú Gallo, llega esta nueva propuesta contundente, sutil y abierta.

Con la calidez de una cocina doméstica y recetas que se caracterizan por una maravillosa infinidad de ingredientes, los comensales podrán descubrir los secretos y las riquezas gastronómicas de un país navegante como Portugal. En un ambiente moderno y distendido, con un fantástico minimalismo con guiños y detalles que supieron cruzar el Atlántico para quedarse en Montevideo, aperitivos como Porto Tónico y platos como Maça Cabra o Porco à Alentejana seducen a los paladares con novedosas y exquisitas fusiones culinarias.

Sala de Espera
Si alguna vez caminaste por las callecitas estrechas del Barrio Alto y te metiste en algún “bolichito”, o te sentaste a tomar un café “con” Pessoa. Incluso si te topaste con un libro de Lobo Antunes, aunque no hayas pisado Lisboa, la idea de tener en Montevideo un lugar especializado en comida portuguesa es de por sí agradable. Si además tiene unos “petiscos”(las tapas portuguesas) de bacalao y “rissoes” de camarón, sabrosos pero suaves, y unos platos que rompen prejuicios, mejor. Y es aquí donde yo pecador me confieso. Soy de los que esquiva la montaña de bacalao noruego en el súper en vísperas de viernes santo. Que mira de reojo a este pescado. Hasta ahora. Porque debo admitir que probé el mejor bacalao de mi vida (perdón abuela): “Bacalhau com natas”. El pescado suave y de buena textura. El toque de oliva, las papas, el huevo duro y hasta el gratinado de pan rallado son equilibrados, distintos, sabrosos. Realmente un descubrimiento inolvidable. Acompañado de un buen vino tinto portugués. Una cena redonda. Se puede ir a cenar o a “tapear” desde la siete y media; cualquiera de las dos cosas son gratamente recomendables.

Vaiven
Curiosos por aprender sobre comida portuguesa, nos sentamos en esta atractiva esquina , recientemente remodelada, con buena iluminación y una estética que invita a entrar. Con los aperitivos muy bien servidos picoteamos entradas ricas y novedosas como los porotos con morcillas y puerros , equilibrados y deliciosos.

Sin duda, la sorpresa de la noche fue el Bife na Pedra 350 gramos de lomo, que sale completamente crudo, servido sobre granito caliente, y uno mismo va cocinando en la mesa hasta llegar al punto deseado.
Me quede con ganas de sentarme en la barra y tomar un oporto y escuchar la historia de cómo sus dueños que vivieron años en Angola, aprendieron los secretos de esta cocina, en un país que fue tantos años una colonia Portuguesa. Quedará para la próxima. Até mais

Revista Paula

La Ruta del Sabor

En este restaurant de cocina portuguesa estrenado hace pocos meses, amplias aberturas de metal recorren las paredes exteriores y proveen al mediodía la iluminación que las velas y las dicroicas suplen de noche. Fiel a su nombre, en Madredeus pasan fado cada día, pero también permiten que suenen Piaf, Caetano, Belle & Sebastian o Joni Mitchell. Un diseño minimalista apuntalado por cactus y una pared negra que oficia de pizarra, retrotrae a la década del ´90 si no fuera por los guiños tradicionales como las aceiteras traídas de Portugal. En las mesas reina la franqueza de la cocina mediterránea sin salsas ni cremas que camuflen los ingredientes. Sorprende el muy comentado Bife a la Piedra (el comensal termina de darle el punto) y se recomiendan el Bacalao a Gomez de Sá , una posta blanca horneada, con sal inyectada y el Polvo Delicioso, un pulpo liviano muy típico del norte. Yamandú Gallo y Laura Charlone, los dueños del lugar vivieron en Angola, antigua colonia portuguesa, y armaron esta propuesta gastronómica durante un viaje a la península ibérica en el que visitaron restaurants de tendencia y fondas de pueblo. Su última incorporación es la pastelería lusitana, surgida en sus muchos conventos.

El Observador
Un homenaje para sosegarse.

Hace hoy 120 años que nació el poeta y escritor portugués Fernando Pessoa, sin duda uno de los más grandes que ha dado el idioma luso.
Para celebrarlo, el Instituto Camoes de la Embajada de Portugal promovió un homenaje original que llevarán a cabo la poeta y productora Isabel de la Fuente y el guitarrista Eduardo Mauris en el flamante y único restaurante montevideano volcado a la cocina portuguesa, Madredeus.
La Cruzada del Bacalao. Laura Charlone y Yamandú Gallo son los autores de la audacia: “Teníamos ganas de abrir un lugar de comidas, pero que no fuera más de lo mismo: ni una parrilla, ni una pizzería”…
Uno de los grandes desafíos de los dueños es lograr que se desmitifique la imagen del bacalao, “ese charque seco que apesta y te venden para viernes santo”, dice Gallo.
“Somos honestos: las recetas que ofrecemos las hemos probado en muchos lados y las ensayamos más de 50 veces antes de incluirlas en la carta”, adelanta Gallo. Y, para los más desconfiados, aclara: ”No es comida exótica, no se cocinan hormigas ni cucarachas”.

El gourmet.com
Contacto en Portugal

En Madredeus las paredes hablan.
Diez mesas y un bar, con sillas y bancos estructurados sobre la base de hierro en ángulo, acogen a los comensales en ese ámbito adecuadamente ubicado, ya que es un lugar de paso para muchos montevideanos donde resulta fácil estacionar.
El horario continuado promete opciones para todas las instancias de la jornada.
… Al volver a Uruguay empezaron a advertir que el circuito gastronómico local estaba en deuda. “Nos dimos cuenta de que no había antecedentes de cocina portuguesa”. A partir de allí, él como cocinero y su esposa como administradora se pusieron en marcha con una gastronomía “muy franca”. Y agrega: “Resulta muy fácil descifrar lo que está en el plato. Los ingredientes son nobles, y aunque yo respeto mucho todas las corrientes gastronómicas, debo decir que ésta es muy abierta. Sin ser cocina rústica, es muy franca y no va al golpe de la moda”.

El País
Cocina portuguesa en “Madredeus”

“De reciente inauguración, Madredeus ofrece cocina portuguesa de la cual existe poca noticia en Uruguay. El local se ve diseñado con acierto, con mesas y sillas que emplean, con gusto sobrio posmoderno, la madera y el metal….La carta provee una serie de platos de inspiración lusitana con algunos clásicos de ese origen como el Caldo verde y preparaciones de bacalao. Cuenta con una corta selección de vinos portugueses, donde brillan varios Oporto”.
“El pan, elaborado en la casa, incluye uno muy bueno de harina de maíz”.
“La sopa de pescado es una opción recomendable, caldosa con sus tropiezos marinos….Bacalao a Gomez de Sá de muy buena calidad…escoltado con papas y cebollas salteadas, sin reproches posibles”.
“La sobremesa estuvo animada con muy buen humor y el lugar merece el retorno sin ninguna duda…”